Dependencia Emocional

DEPENDENCIA EMOCIONAL

“Nos conocemos en relación a los demás”

“Los conflictos no son  el problema, sino como los resolvemos”

“Depender de forma sana y adulta, involucrarte”

Estamos utilizando este concepto tan importante para la vida de cualquier persona, de forma quizás errónea. Somos seres gregarios, sociales que necesitamos del contacto con los demás de una forma sana, además del contacto con uno mismo.

Da igual qué “Personalidad o Carácter” contenemos y vivimos. Todos tenemos un grado de dependencia emocional. Y creo muy necesario conocer cómo es el nuestro, y el de las personas con las que nos vinculamos. Incluso si decidimos no forjar relaciones afectivas significativas. Quizá aún más en este caso. Siempre se cuida y cuidamos, en función de como te conozcas y quieras estar en contacto contigo lo vivirás de una forma sana o no.

Te propongo puedas disfrutar del vídeo enlazado abajo. Gracias al Terapeuta  Aurun Mansukhani, que lo expone, de esta forma y gracias por aportar este lujo al alcance de cualquiera.

¿Te interesa leer y ver el vídeo adjunto abajo, si tienes una relación de pareja o la quieres tener?. SI. ¿Y si no la quieres tener?. También, ya que La Evitación ante la Intimidad y ante la Autonomía y otros aspectos relacionados con la dependencia emocional,  te va a influir en todos los aspectos de tu vida ( Laboral, Social y con tu cuerpo, contigo mismo)

SOBRE EL CARÁCTER

Entendido como estructura funcional arraigada a nuestro organismo, forjado por las gestalts ( o ciclos de necesidades vividas) que han quedado inconclusas y pendientes a lo largo de nuestro devenir evolutivo; así como las experiencias proporcionadas por las que si han sido satisfechas por uno mismo y por las figuras de apego desde los primeros años vividos.

Nuestro carácter será en función de las experiencias psicoemocionales y corporales surgidas fundamentalmente entorno a :

  • Cómo contacto y  me retiro
  • Cómo busco satisfacerme o sostener la frustración
  • Cómo vivo el estado de calma y relajación y el de tensión y conflicto
  • Cómo me relaciono vivo con el placer y el displacer
  • Cómo respeto mi identidad y cómo me vinculo en la intimidad ( grado de poder conectar con lo verdadero de uno mismo y del otro)

( extraído del Libro: Ternura y Agresividad. Juan José Albert) 

Estemos atentos a:

Dependencia horizontal, vertical, interdependencia, Cuidar, Salvar, Proveer y Recibir, Dominar, construir entre dos y hacia uno mismo, Relaciones horizontales entre adultos, Aislamiento, alejamiento de los demás y de uno mismo; Ansiedad interpersonal, Miedo a ser abandonado real o emocionalmente,  relaciones abusivas, necesidad de agradar, evitar sentir ( desconexión emocional,  aislar tus sentimientos, desconexión también físicamente), estilo de apego evitativo o ambivalente,  miedo a la intimidad o a la autonomia, miedo a perder su individualidad, tendencia a alejarse de si mismos ( alejarse de sus emociones) y de las de los demás. Querer Pasivo-agresivo, dominancia, Niño/a herido, niño abandonado/a….. ( Libro: “Volver a Casa”* descrito al final)

REGULACIÓN EMOCIONAL:

“Todo lo que hago para influir en mi estado de animo y mis emociones”.

AutoregulacioN: Lo que hago yo solo para mi estado de ánimo

Co-Regulacion: lo que hago con otras personas para encontrarme mejor

Co-desregular relacional: elemento central en las parejas que funcionan bien  o mal.

Seguridad relacional: como de seguro me siento cuando estoy solo y cuando estoy con gente.

“Si soy capaz de autoregularme tengo capaz de autonomía ( estar bien conmigo mismo, y atenderme en lo que necesito para estar bien, sin huir) si soy capaz de co-regularme y tengo capacidad de estar bien con los demás, aún cuando el otro está mal, y me necesita; tengo capacidad de intimidad ( Necesario para relaciones adultas) “

Por ultimo enlazo la referencia de un libro donde poder leer sobre  “El miedo al abandono, sobre el niño o niña herida que todos llevamos dentro y nos acompaña)

“Volver a Casa”. John Bradshaw.

La obra ofrece un método innovador, eficaz y original para contactar, diagnosticar y sanar definitivamente nuestra infancia traumatizada a partir de 4 etapas: Comprender cómo el núcleo inocente y puro de la infancia se perdió y sus heridas continúan contaminando nuestra vida. Descubrir y remediar las carencias que experimentamos en cada etapa de nuestra niñez. Aprender a ser nosotros mismos el padre/madre que realmente hubiéramos necesitado tener cuando éramos niños. Acceder a la inmensa energía creadora y transformadora que posee el niño interior cuando ha recuperado su equilibrio y su salud”.


elisabeth kubler ross

Comments
  1. Itziar

    Me encanta esta última cita, tan cierta, de Elisabeth Kubler-Ross

    Gracias x compartir tu trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *