Estrés laboral y Serenidad. Síndrome de Burnout

Estrés y Serenidad. “Dos opuestos”

Tal como reflejé en el anterior articulo, sobre el estrés laboral, escribo sobre el tema, ya que considero dedicamos, en muchos casos,  demasiadas horas de nuestra vida a nuestro vida laboral. En mi opinión, más de las que nos benefician como seres humanos.

Nuestras prioridades y necesidades van cambiando, según la sociedad o entorno en el que vivimos, y en el nuestro la vida laboral nos presiona.

El síndrome de Burnout, o síndrome de estar quemado, o desgaste profesional. Consiste en un cuadro de síntomas caracterizado por  agotamiento, despersonalización y desmotivación e insatisfacción en el trabajo,  como consecuencia de factores de estrés prolongados tanto en la esfera emocional como en las relaciones interpersonales en el trabajo.

apoyo psicologico  y burnout

Invito en las siguientes líneas a realizar un trabajo reflexivo sobre :

 ¿Cómo estoy en “MI TRABAJO”?

Limitaciones 

¿Cuáles están siendo mis limitaciones en el trabajo?

Qué me está costando, que me cansa, qué vivo injustamente, en qué soy más exigente y menos. Qué es con lo que ya no puedo más.

Mis necesidades

¿Qué necesito para mejorar en como estoy en mi trabajo?

¿ lo que necesito es posible cubrirlo, a quien puedo pedirlo, qué me da miedo de pedirlo?

De lo que necesito…

  • ¿Qué puedo hacer yo, qué está en mi mano?
  • ¿Qué NO puedo hacer y no es cosa mía, qué no depende de mi (organización, empresa, temas externos…)?

Mi  “Sombra” en el trabajo.

¿Que parte de ti mismo no reconoces, no identificas o sueles rechazar, no te gusta mostrar…y que tenga que ver con tu trabajo? (quizá sean partes valiosas en uno mismo y que está ahí)

Por ejemplo… “me cuesta verme en el papel de marcar limites o normas, o en los momentos en los que hay que profundizar temas personales íntimos, o me cuesta hablar con…,no me permito tomarme descansos,… 

Mi tiempo de desahogo 

¿Cómo descargo las tensiones del trabajo? ¿Qué momentos tengo y como me desahogo, qué hago para quitarme tensión?

Si hay algo que me ronda en la cabeza y me causa tristeza, enfado…. En el trabajo…

¿Cómo lo resuelvo?

¿Qué es lo que me estresa?

¿De mis funciones, qué me satisface realmente?

 

ALGUNAS PAUTAS A TENER EN CUENTA…

– Primero ante el estres laboral, es saber priorizar;  hacer lo importante, dosificar la energía y el esfuerzo

– Buscar, ser consciente de lo que haces bien, reconocer los recursos que posees, luego las debilidades para saber hasta donde puedes  implicarme, hasta tener mayor fortaleza. – Respetar los límites de cada uno.

– En momentos de desmotivación, inseguridad, flaqueza…ver de qué me puedo apoyar de lo que me rodea para disfrutar de la energía que me queda.

– Miedo a pedir, hablar, solicitar…a veces está implícito un miedo al juicio propio más que al de los demás… a veces es más negativo el juicio propio que el del otro…

– Proponte unos objetivos claros, ajusta tus expectativas.

Mis expectativas en el trabajo

¿Qué objetivos y qué metas tengo en mi trabajo? ¿ Cual/es son mis verdaderas motivaciones?

Para ajustar tus expectativas, te propongo el siguiente ejercicio:

Imagina “Un día en mi puesto de trabajo deseado”…Te despiertas, cómo vas al trabajo, cómo es el sitio donde trabajas, qué haces a lo largo del día, como te sientes….

Cuando alguien tiene síntomas relacionados con el síndrome de burnout, siente que el estrés laboral invade otras áreas vitales, puede que se merme la capacidad de detectar, las cosas que uno quiere, nos puede desviar del sentido que queremos dar a nuestra vida. Entonces, imaginar, desear, creer que uno tiene la capacidad  de cambiar el ritmo, aun perdiendo o dejando a un lado cosas que no pueden mantenerse, para dejar paso a las nuevas, a las que nos ayudan.

Un Cuento  “LA SERENIDAD

estres y serenidad

Un rey  quería enseñarle algo a su hijo antes de morir.

Su descendiente iba a ser un digno sucesor, lo sabía, un buen dirigente.

Se había adiestrado bien en todas las artes oficialmente necesarias para gobernar.

Pero sentía que había algo que quizás no había sabido transmitirle.

Un día le habló de la serenidad.

Pero resultaba difícil de explicar, como resulta difícil transmitir el sabor del chocolate a alguien que nunca ha sentido la experiencia del cacao dulce deshaciéndose en su boca.

Pensó que quizás el arte le ayudaría a hacerse comprender y, así, decidió convocar un concurso para encontrar la mejor pintura (dibujo, esbozo o acuarela) que expresara la serenidad.

Llegaron miles de pinturas y dibujos de todas partes del reino, algunas mejores y otras peores, que acababan siendo arrinconadas en algún lugar poco visible. La reina había dejado bien claro que no quería que descartaran ni una sola obra porque deseaba contemplartas todas.

Y así, encontró preciosos paisajes marinos de una belleza y armonía inspiradora, oceanos de quietud, campos apacibles, montañas, parques y jardines que desprendían un aroma de naturaleza ordenada y serena. Pero algo faltaba.

Entonces descubrió, entre las obras visiblemente excluidas, un dibujo de colores oscuros y trazos torpes, un mar agitado y tenebroso amenazando las calles desiertas del pueblo costero.

Éste es el cuadro, dijo.

¿Cómo?, preguntaron los expertos que se habían encargado de la recopilación de las obras. No sólo era un dibujo a todas luces imperfecto y de técnica pobre sino que, a su juicio, transmitía inquietud, muy lejos de la serenidad que era el tema de la convocatoria.

Entonces la reina hizo que advirtieran un pequeño, minúsculo, detalle en el dibujo:

En medio de la tempestad, en uno de los árboles que bordeaban la costa, había un nido y en él, dos pájaros:

Una madre alimentaba a su cría dándole de comer con el pico, ajena a las tormentas; ajena a cualquier preocupación o temor, alimentaba a su cría, que se sentía apacible, segura y feliz.

Ésa era la mejor obra de arte capaz de transmitir el significado de la serenidad.

 

 

Comments
  1. ignacio

    Hola Susana, te mando unas líneas para ver si me puedes orientar porque yo no puedo más, tengo TAG y soy sensible. La psiquiatra y el psicologo en lo que coinciden es en que soy buena persona (pero eso no me sirve) y que tengo que obviar los ataques que estoy recibiendo de una compañera y la responsabilidad de los superiores, que acepte, cambie de actitud, haga callo. No lo consigo, cuando hay un reves me caigo con todo el equipo, gracias por tu ayuda, orientación y lo que puedas.
    Un saludo
    Ignacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *