Problemas de conducta. La Ira

PROBLEMAS DE CONDUCTA

 Bajo el término “Problemas de Conducta”, estamos acostumbrando a recoger dificultades que los niños expresan, dificultades relacionadas con sentimientos atrapados, que no saben mostrar, y muchas veces los adultos, no sabemos contemplar.

Problemas de conducta: Gritar, pegar, insultar, retar, desobedecer, amenazar, ignorar normas, no atender y rivalizar con los adultos…

IRA, RABIA, ENFADO, FURIA, AGRESIVIDAD

La ira, la rabia, es un sentimiento legítimo, normal. Todos nos enfadamos. Es lo que podemos hacer con estos sentimientos, cómo expresarlos, lo que ocasionan los problemas en los niños.

En las siguientes líneas incido en la idea de la influencia cultural, que hace que sancionemos, no permitamos y juzguemos como  erróneo expresar la ira a los niños.

 Si un niño expresa enfado, ira, rabia o agresividad, lo hace para decir algo con ello. Algo que le sucede en su interior.

Somos muchas veces,  los mismos adultos los que confundimos a los niños que educamos. Los niños observan la violencia, la ira en los adultos diariamente; en la rutina cotidiana, en las conversaciones, en la calle, en la televisión… y posteriormente, cuando ellos la muestran la censuramos.

A los niños les cuesta mostrar la ira y el enfado. Los Problemas de conducta no son expresiones directas de los sentimientos de ira, sino más bien la evitación de los verdaderos sentimientos. Muchas veces la ira, esconde tristeza o miedo. Muchos niños con los que he trabajado, refugian bajo sus enfados:

– Miedo a quedarse solo, a ser abandonado.

– Miedo a ser rechazado a no gustar.

– Tristeza por haber perdido algo o a alguien.

– Tristeza por no sentirse aceptado, o querido de la forma que necesita.

Si nos paramos a pensar como adultos, estos miedos y dolores los podemos seguir experimentando en muchos momentos vitales a lo largo de nuestra vida.

AYUDAR A EXPRESAR LA IRA

1- Dedicar tiempo, no presionar a que el síntoma o los enfados desaparezcan.

2- Darle métodos para EXPRESAR sus sentimientos (dibujar con ellos sus enfados o como se sienten, jugar con muñecos, golpear un muñeco o un cojín, correr, gritar o romper algo en un lugar que se pueda…)

3- Si se detecta, que el niño pueda decir lo que le molestar a la persona que le provoca la ira, acompañarlo

4- Hablar con él sobre la ira, cómo se muestra, qué nos sucede corporalmente, normalizar sus efectos.

“LA CAJA DE GRITAR”

Shout

“Una Receta“:

Coge una caja de cartón, llénala de papel de periódico, ciérrala. Haz un agujero y sitúa en él un rollo de cartón duro o de plástico (de un tamaño similar al del rollo de papel de cocina), grita a través de él.

El grito se quedará atrapado en la caja, no en ti.

 

RESUMIENDO:

  •  A los niños que presentan Problemas de conducta, es necesario llevar a los niños al “Gritadero”, es decir enseñarles y acompañarles a expresar su enfado, su ira.
  •  Cómo adultos hemos de saber que esa agresividad esconde sentimientos como el miedo y la tristeza, los que son objeto de ver y tratar, no sobre-diagnosticar, no sobre-medicar.
  • Pararnos a estar con ellos, después de su ira, hablando también de la nuestra.
  • Ver lo que hay detrás de la Ira, Cuídate como padre, como madre, como cuidador
  • Cortometraje ( pincha para verlo)  El Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *