La Terapia de la Música

Las personas y la música

¿ La Terapia de la Música?

Desde tiempos remotos el hombre ha atribuido a la música cualidades curativas, haciendo uso de ella en numerosos rituales que tenían como finalidad restablecer la salud y el ánimo en aquellos que lo habían perdido.

 

musicoterapia

 

MÚSICA Y CEREBRO

En sí misma la Música es terapia. Es poderosa, causa una influencia en prácticamente todas las partes del cerebro. Ayuda a integrar información que se procesa en diversas partes del mismo. La Música modifica  nuestra forma de sentir, nuestras emocioneshemisferios musica

Ayuda a ejercitar partes de nuestros hemisferios cerebrales, partes que ayudan a agilizar la resolución de problemas cotidianos, el pensamiento alternativo, creativo, a la gestión de las emociones, a la empatía …

Cada vez más, estamos recuperando su uso, su magia, tanto en los centros educativos, como en los terapéuticos;  se utiliza la música como herramienta, medio para crecer y mejorar.

aprendizaje-y-hemisferios-cerebrales-48-728

“El cerebro musical”: Ver documental ( neurociencia)

En la sociedad actual, en el sistema educativo actual se brinda mayor importancia a lo lógico, lo concreto, lo verbal, al lenguaje, lo matemático. Es decir a la dominancia del hemisferio izquierdo, y está bien, si no hubiera la desigualdad que hay, respecto al aprendizaje creativo, intuitivo, sensitivo, emocional que es la dominancia del hemisferio derecho.

Y que como la propia biología del ser humano indica, habría que estimular por igual y ayudar a la integración a la sincronización de los dos hemisferios, de las dos inteligencias. Ya que son complementarias.

De aquí creo, derivan muchas de las dificultades que muchos niños y adultos experimentan en su evolución, ya que necesitan ejercitar otro tipo de aprendizaje y desarrollo, no solo el que se motiva hoy en día de forma unilateral.

La música puede hacer de integrador de estas “dos partes necesarias de mismo músculo”.

La música ha sido una herramienta utilizada por el ser humano desde siempre. Como comunicación y sanación.

TU CANCIÓN

¿ Y tú, como sonarías?

“Cuando una mujer de la tribu africana de los Himba sabe que está embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la canción del niño. Saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa su particularidad, unicidad y propósito. Las mujeres entonan la canción y la cantan en voz alta. Luego, retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás. Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción. Más adelante, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción. Cuando se inicia en la vida adulta, la gente se junta nuevamente y le canta su canción. Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción. Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos se acercan a su cama e igual que en su nacimiento, le cantan su canción para acompañarlo en la transición de la vida a la muerte.

En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual se canta a alguno de sus miembros. Si en algún momento durante su vida la persona hace daño, mal o comete un crimen, se la lleva al centro del poblado, la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor y le cantan su canción. Durante varios días le recuerdan todas las cosas buenas que ha hecho a lo largo de su vida. Se unen para levantar a la persona, para recordarle quién es en realidad y volver a conectarla con su verdadera naturaleza, de la que había sido desconectada temporalmente por su mala acción. Porque los errores no nos hacen peores personas ni borran de golpe todo lo que somos y hemos sido.

Cuando se reúne el pueblo entorno a la persona que ha cometido la falta todos le dicen:“ sawabona”, que significa “yo te respeto, yo te valoro y tú eres importante para mí”. En respuesta, la persona que agravió, contesta “shikoba”, que es: “entonces, yo existo para ti”.

Esta tribu cree que todo ser humano viene al mundo como un ser bueno, que en cada uno de nosotros vive el deseo de seguridad, de amor, paz y felicidad. Pero que a veces, en su búsqueda, el ser humano se desvía del camino recto y comete errores. La  tribu reconoce que la corrección para las conductas antisociales no es el castigo; al revés, es el amor y el recuerdo de la verdadera identidad. Si nos ofrecen apoyo cuando más lo necesitamos todos podemos mejorar, y lo que es más importante, sentirnos mejor. Así, cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pueda dañar a otros. Tus amigos conocen tu canción y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que muestras de ti mismo a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes horrible; tu totalidad cuando estás quebrado; tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confundido.

ALGO SOBRE MUSICOTERAPIA

La musicoterapia, es una disciplina y práctica profesional que está en pleno  desarrollo, aumentando su implantación en muchos campos de la salud y educación, utilizando la relación musical con objetivos beneficiosos para mejorar la calidad de vida de las personas.

Musicoterapia: Uso de la música y/o sus elementos (sonido, ritmo, melodía, armonía) realizado por un musicoterapeuta calificado con un paciente o grupo, en un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. Tiene como fin desarrollar potencialidades y/o restaurar las funciones del individuo de manera tal que éste pueda lograr una mejor integración intra y/o interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento’

¿En qué consiste?

Durante un proceso de musicoterapia se trabaja la creación y la escucha musical. A través del juego, con los instrumentos y con otros materiales, se estimulan otras posibilidades de ser y mirar lo que a la persona le falta, le frena, le bloquea. Se potencia aquello que la persona puede llegar a ser, hacer o expresar, transformándose.

En musicoterapia se trabaja con la experiencia musical y esto no requiere que el paciente, o beneficiario, posea conocimientos musicales previos .

Abarca muchos modelos y formas de trabajo terapéutico, uno de ellos La Voz.

El poder de TU VOZ

Nuestra voz es el instrumento sonoro más poderoso tanto a nivel de comunicación como de salud. Además de ser el más accesible, el más natural y el más asequible.  Nuestra voz revela nuestro ser, nuestro estado emocional y nuestra personalidad. Es la expresión más directa de la esencia de una persona. Y todos podemos utilizarla en beneficio propio no sólo cantantes.

El enfoque de la terapia con voz es aprender a utilizarla como un instrumento de sanación y así establecer una vibración saludable en todo nuestro organismo.Trabajar la voz modifica y mejora, a la persona. Es una herramienta poderosísima de auto-transformación.

musica

“No siempre podemos elegir la música que nos toca en la vida,  pero si elegir

como la bailamos”

Comments
  1. Virtudes

    Susana, me ha gustado mucho tu artículo. Creo que, además dr psicóloga, serás buena musicoterapeuta. ¡Enhorabuena!

  2. Victoria

    Un artículo muy interesante. Se lo voy a enseñar a mi compañero de trabajo que es profesor de música. Decir también que la musicoterapia ayudó a un niño con problemas de aprendizaje, hizo un gran cambio para bien.

    • Susana Ruiz

      Que bien, cada vez esta práctica está más integrada en los centros educativos, que buen camino, y que disfrute para los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *