DUELO INFANTIL: Ayudar a superar pérdidas a los niños

“¿Cómo ayudar a los niños a superar las pérdidas?”

Comienzo este artículo con un cuento para leer y trabajar con los niños que han de enfrentarse a integrar una pérdida, y superar el duelo infantil:

“Oyakudachi · Vuela Mariposa”

En los últimos años, como psicóloga en Zaragoza , he acompañado a varios niños y adolescentes a superar duelos por pérdidas de personas importantes para ellos.  Es doloroso ver a un niño transitar por el dolor de las pérdidas de sus seres queridos. El proceso del duelo habla de varias fases por las que cualquier persona pasamos para asimilar, integrar la pérdida. El niño también.

En ocasiones este proceso se complica, dificulta pasar de una fase a otra, por eso es bueno recordar que ante un estancamiento, un sentimiento demasiado duradero, cambio de conductas poco comunes en él o ella, conviene orientarse con la opinión de un profesional.

FASES DEL DUELO infantil

duelo infantil psicologos zaragoza

Según una de las autoras, más reconocidas a nivel mundial sobre el apoyo terapéutico ante las pérdidas, la doctora

Elisabeth KüblerRoss existen las siguientes fases:

1) Negación y aislamiento: la negación nos permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante; permite recobrarse. 

2) Ira: la negación es sustituida por la rabia, la envidia y el resentimiento; surgen todos los por qué. Es una fase difícil de afrontar para los padres y todos los que los rodean; esto se debe a que la ira se desplaza en todas direcciones, aún injustamente. Suelen quejarse por todo; todo les viene mal y es criticable.

3) Pacto/Negociación: ante la dificultad de afrontar la difícil realidad, más el enojo con la gente y con cualquier dios, surge la fase de intentar llegar a un acuerdo para intentar superar la traumática vivencia.

4) Depresión: cuando no se puede seguir negando la persona se debilita, adelgaza, aparecen otros síntomas y se verá invadida por una profunda tristeza. Tal vez se transmite más acariciando la mano o simplemente permaneciendo en silencio a su lado. Son momentos en los que la excesiva intervención de los que lo rodean para animarlo, le dificultarán su proceso de duelo. Una de las cosas que causan mayor turbación en los padres es la discrepancia entre sus deseos y disposición y lo que esperan de ellos quienes los rodean.

5) Aceptación: quien ha pasado por las etapas anteriores en las que pudo expresar sus sentimientos -su envidia por los que no sufren este dolor, la ira, la bronca por la pérdida del hijo y la depresión- contemplará el próximo devenir con más tranquilidad. No hay que confundirse y creer que la aceptación es una etapa feliz: en un principio está casi desprovista de sentimientos. Comienza a sentirse una cierta paz, se puede estar bien solo o acompañado, no se tiene tanta necesidad de hablar del propio dolor… la vida se va imponiendo.

Tras la aceptación llegará la Esperanza: es la que sostiene y da fortaleza al pensar que se puede estar mejor y se puede promover el deseo de que todo este dolor tenga algún sentido; permite poder sentir que la vida aún espera algo importante y trascendente de cada uno. Buscar y encontrar una misión que cumplir es un gran estímulo que alimenta la esperanza.

TRES PAUTAS:

  • Los niños tienen recursos propios, y con nuestro acompañamiento de adultos, podremos facilitarle pasar por lo que conlleva un duelo.
  • Como adultos, no siempre es bueno, ocultar los propios sentimientos. A veces, que el niño nos vea afectados, en cierta medida, le ayuda a darse permiso a sentir.
  • Realizar un ritual, realizar con él/ella un homenaje bonito hacia la persona que recuerda, plantar un árbol, una semilla, escribir una carta, un dibujo bonito, andar un camino, enterrar una caja con tesoros simbólicos…

ENLACES INTERESANTES:

Fundación Mario Losantos del Campo : http://www.fundacionmlc.org

Guía para ayudar a los adultos a hablar de la muerte y el duelo infantil:

GUIA “Explícame qué ha pasado”( PARA DESCARGAR)

 

 

 

 

Comments
  1. Victoria

    Enhorabuena. Un artículo muy interesante. Trabajo en un colegio y alguna vez, por desgracia, ha habido niños que han perdido al padre o a la madre. Conociendo las fases podremos ayudar al niño a superar el duelo aplicando las pautas que explica el artículo.

  2. Flor

    Hola mi niño de 9 años presenta síntomas de depresión infantil, le duele la cabeza, tiene náuseas, dolor estómago, mareo, cansado no tiene hambre… perdió o su papa en un accidente de trabajo y después de nueve meses a su abuelo por cáncer estoy muy preocupada ya recibe terapia pero tengo miedo k hago yo para ayudarlo

    • Susana Ruiz

      Hola Flor
      Te respondo en la direccion de email que señalas y lo hablamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *