Invertir en psicología: salud mental y trabajo

“Dedicamos mucho tiempo de nuestra vida a nuestro trabajo. Y si no lo tenemos también. Por esto, creo, hemos de ponérnoslo lo más bonito que podamos, y Pelear por ello”.

SALUD MENTAL

Es sinónimo de Bienestar, satisfacción, de estado de ánimo estable, de ausencia de bajones, de saber conllevar las preocupaciones, de poder adaptarnos a los cambios vitales, cambios cada vez más frecuentes. Aprender a vivir las pérdidas, Sobreponernos a los problemas, tolerar épocas de muchas dificultades, asimilar momentos de tristeza, de ansiedad, de temores, insomnio, estrés…

Salud Mental: “No es solo, No estar loco”.

Psicología dedicada a la Salud, no solo a la enfermedad. Voy al psicólogo para estar bien, saludable, no porque esté enfermo.

Prevenir en Salud mental, es invertir en que podamos disponer de recursos donde profesionales de la salud mental: psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, terapeutas… sean accesibles, que el dinero no sea un obstáculo. Se incluya un plan decente de medios y recursos económicos, para poder atender a la demanda que la sociedad hace.

En las siguientes lineas, aporto una reflexión sobre la falta de inversión pública en mejorar los servicios de atención en salud mental en nuestro entorno próximo.

Enlazo la siguiente noticia donde Fernando Sopesens,  un psiquiatra de Zaragoza refiere acerca de la mala gestión política. Sancionar en vez de prevenir y formar. ” Jóvenes y el botellón o invertir en formación”.

Extraido del artículo:

P.- ¿La situación económica actual puede provocar que más gente busque ayuda psiquiátrica?
R.- Ahora hay mucha información que avala que la crisis puede generar patologías mentales. Por mi experiencia, esta situación no redunda en este tipo de patologías. Cuando la gente tiene problemas tan serios como la hipoteca o no tener que comer cada día, lo que hace es sobrevivir como puede, con tristeza o no, con depresión o no, pero en lo que menos se piensa es en ir al médico, se piensa en sobrevivir. Épocas largas de paro o con grandes preocupaciones económicas pueden incidir negativamente sobre personas con personalidades vulnerables, pero si no fueran estos problemas serían otros los que provocarían estas patologías.

MI TRABAJO

Como psicóloga y terapeuta, en Zaragoza, observo la escasez de profesionales que hay en el servicio sanitario publico, la falta de medios que se dedica a mejorar la asistencia de salud mental. En muchos recursos públicos los propios profesionales de la salud están saturados, no pueden brindar la atención que desean.  Además de la falta de apoyo a los proyectos privados para que sean accesibles a cualquier persona que lo necesite.

Una problemática a la que no se da respuesta:

La crisis económica, las nuevas situaciones laborales precarias…aumentan la presión con la que vivimos, y genera preocupación intensa y permanente, ocasionando malestar emocional y por tanto mental y físico, incrementando la necesidad de atención psicológica y terapéutica. Esta atención necesaria, no secundaria, disminuiría la cantidad de consultas médicas, que esconden una demanda psicológica. Muchas dolencias físicas son la consecuencia de una sobrecarga de tensión mental y afectiva interna.

Celebro mi día del trabajo, día de mi ocupación:

“Me gusta mi trabajo, estoy orgullosa de como lo desempeño, quiero seguir haciéndolo, seguir aprendiendo más y mejor, para acompañar a las personas sabias y valientes que deciden venir a mi consulta; y quiero que las personas que lo necesiten puedan acceder a cualquier servicio psicológico y/o proceso terapéutico que elijan “

Comments
  1. Esther

    Absolutamente de acuerdo con todo lo que planteas. Gran reflexión, y muy necesaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *