ANSIEDAD Y MIEDOS “CON MIEDO Y SIN EL”

En mi opinión, descuidamos a menudo, por Miedo, una de las partes más importantes, interesantes y valiosas que tenemos las personas; nuestras  emociones;  aquella donde reside mucha de la riqueza del ser humano.

Esa que es muy grande cuando somos niños.

conseguir dejar lo que nos molesta, aun con miedo, para ganar lo que nos beneficia

conseguir dejar lo que nos molesta, aun con miedo, para ganar lo que nos beneficia

Hablamos frecuentemente de las dificultades económicas actuales, pero algo que creo, podría ayudarnos es enriquecernos en valores humanos, «Sería muy útil, en muchos casos, al igual que estudiamos asignaturas como matemáticas, estudiar Crecimiento Personal,  ya que también nos enseña a como vivir y entender mundo”. Y ahora, el mundo no es fácil de entender.

En el sistema social actual, el lado bondasovende poco”, se imponen características humanas menos bonitas, útiles y prácticas pero a veces poco sensibles. Bajo mi entender el miedo acecha bajo ellas (bajo el ansia de poder, el ansia de tener, de conseguir) Miedo al vacío, a la insatisfacción, a la pérdida. Y para ganar hay que perder. Sería conveniente valorar, más a menudo, que es lo que realmente queremos soltar, para poder ver con claridad lo que deseamos conseguir. Es bueno desear, soñar, y cuando uno este listo, hacer.

Algunas personas consideran que expresar lo que sienten es un signo de debilidad, otras en cambio dan rienda suelta a sus emociones, sin autocontrol alguno. Ambas son posturas extremas, y ninguna de las dos idónea.

Detrás de una emoción, hay un pensamiento; una idea, que nos lleva  a la acción.  Puedes escucharte:

Un ejercicio; Cuando sientas una emoción negativa (ira, tristeza, culpa, miedo, etc.…) anótala, e intenta poner al lado el pensamiento que en ese mismo instante se os está pasando por la mente.

El truco está en pillarte con las ideas que te hacen atosigarte a ti mimo/a. Creencias que no te facilitan. Date treguas. Es un camino para ganar confianza en ti…aunque el miedo siga contigo.

El miedo; que es primo de la ansiedad, son  emociones útiles, necesarias en su justa medida. Sucede que en un ritmo vital rápido, lleno de presiones y exigencias, nuestro cuerpo se puede quejar, haciendo saltar la alarma. Por eso, sentir signos de ansiedad no es malo, es incómodo pero nos alerta de necesitar un cambio.

Creo es  la responsabilidad de cada uno , buscar los cambios que necesitamos. Así es cómo crecemos.

Gracias. Sonríe.

Comments
  1. Javier

    Muchas gracias, tienes toda la razón, saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *